¿Cuál es el Hábitat del Delfín Oscuro?

El delfín oscuro es un pequeño cetáceo perteneciente a la familia Delphinidae y al género Lagenorhynchus del que también forman parte otras cinco especies más.

Cuenta con una distribución limitada al hemisferio sur del planeta, con subpoblaciones esparcidas a través de sureste y sudoeste del Atlántico y sureste y sudoeste del Pacífico, lo que incluye aguas de Tasmania, Australia meridional, Nueva Zelanda, las islas Chatham y Campbell, centro y sur de América del sur y las islas Malvinas.

De igual forma es visto alrededor de islas oceánicas como Tristan da Cunha, un archipiélago británico en el Atlántico sur. Algunos de los países que representan al delfín oscuro son: Australia, Argentina, Chile, Nueva Zelanda, Perú y Sudáfrica.

Su distribución se encuentra alrededor de los delfines nariz de botella, pero no existe prueba de interacción entre ambas especies, a diferencia de los delfines de Risso, con quienes comparte áreas de alimentación o con los delfines comunes con los que muestran algún tipo de contacto social.

Este delfín es de naturaleza costera, pero a diferencia de otros, las costas donde residen no son de climas cálidos. Es común observarlo sobre plataformas y taludes continentales donde las aguas son frescas y donde las corrientes son de bajas temperaturas, mas o menos de 10 a 18 grados centígrados. El alcance registrado para esta especie sugiere que se puede limitar a profundidades de menos de 200 metros y a cerca de 200 millas marinas o 370 km lejos de la costa.

Su rango de distribución va de la mano con el hábitat que le pueda ofrecer gran abundancia de presas, entre las que destaca la anchoa que es encontrada muy cerca de las superficies en aguas poco profundas, y criaturas bentónicas como calamares, merluzas y varios tipos de peces.

El frío hábitat en el que se desenvuelve no impide el alcance del hombre. Años atrás, su captura era muy constante en Nueva Zelanda, Perú y Chile principalmente. Ahora, esto ha disminuido, pero se desconoce su situación poblacional, y por lo tanto, su estado de conservación actual.