A esta especie se le conoce también como delfín Clymene. Es el delfín más pequeño del género Stenella y una de las especies más recientes en ser reconocidas.

Hasta 1981, fue clasificado como una especie separada del delfín acróbata de hocico largo (Stenella longirostris), pero los estudios genéticos recientes posibilitan una reestructuración de la taxonomía de este delfín.

Orden: Cetacea
Familia: Delphinidae
Género: Stenella

ASÍ LUCE. DESCRIPCIÓN FÍSICA.
La apariencia física del delfín acróbata de hocico corto o delfín clímene es muy similar a la del delfín acróbata de hocico largo, pero es más pequeño.

Morfología. Tiene un cuerpo muy robusto, pequeño, fusiforme e hidrodinámico con un “pico” de corta longitud y un melón redondo que mediante un pliegue separa la frente del “pico”. Su encorvada aleta dorsal está sujeta en la mitad del dorso.

Peso y tamaño. El macho alcanza un tamaño superior al de la hembra. El individuo adulto mide alrededor de 2 metros y el peso habitual oscila entre 75 y 80 kilogramos.

Coloración. Su patrón de coloración es reconocido por los 3 tonos en la piel. El gris oscuro abarca la superficie dorsal, el blanco se extiende en la zona inferior y un gris claro ilumina los flancos del delfín. Tanto las aletas pectorales como la aleta caudal son oscuras y desde los ojos hasta las aletas pectorales cruza una delgada franja negra.

Señas distintivas. La diferencia más clara entre Stenella clymene y Stenella longirostris es una mancha oscura situada arriba del “pico” parecida a un bigote.

¿Y EN DÓNDE VIVE? DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT.
La distribución del delfín de clímene es muy amplia y pertenece a aguas tropicales, subtropicales, cálidas y templadas del océano Atlántico. Se extiende desde el oeste del continente africano hasta Norteamérica. Sus límites en el occidente corresponden al territorio de Nueva Jersey; en Estados Unidos, en el oeste a Angola, en África, y a Brasil, en el sur del océano. El Caribe y el Golfo de México son también hogares del delfín clímene.

Sólo se ha observado su figura en aguas profundas y saladas a profundidades de 44-5,000 metros. No es un animal que se acerca a las costas y sólo se ha reportado un ejemplar en aguas de profundidad inferior a 44 metros.

BARRIGA LLENA, CORAZÓN CONTENTO. ALIMENTACIÓN.
La alimentación de esta especie se basa en la carne de diversos peces, calamares y pulpos. Por los restos encontrados en el estómago de un delfín varado se cree que se alimenta con mayor frecuencia durante la noche en aguas cercanas a la superficie, ya que la comida en el interior pertenecieron a especies mesopelágicas.

Buena parte de la dieta del delfín de clímene incluye peces linterna y otros de las familias Myctophidae, Argentinidae y Bregmacerotidae. Al parecer, el delfín espera a que sus presas asciendan verticalmente durante la noche para seguir su rastro y después alimentarse de ellas. En el Golfo de México la alimentación se produce principalmente durante el día con ayuda de varios delfines más. El grupo detecta algún banco de peces y se coordinan para perseguir, aturdir y comer.

Cabe recalcar que sus dientes cónicos no sirven para desgarrar la carne, sino sólo para sujetar a la presa.

ASÍ SE COMPORTA.
La especie vive en grupos extensos pero aún así más pequeños que el del delfín acróbata de hocico largo. Sus manadas se componen de 60 a 80 miembros aunque ocasionalmente están conformados por unos pocos cientos. Cualquiera que sea el número, parecen estar divididos según la edad y el género.

Tiende a asociarse con otras especies de delfines siendo Stenella longirostris su más cercano compañero además de los individuos de su propia especie. Otras asociaciones se producen con los delfines comunes (Delphinus delphis) en el oeste de África. Cuando nadan junto con otras especies no se mezclan con ellas, permanecen junto a su manada.

Demuestra habilidad para saltar, girar en el aire sobre su mismo eje y hacer demás acrobacias. Sin embargo, sus saltos no son altos o complejos como los de otras especies de delfines. También suele montar las olas de las embarcaciones y curiosear cerca de éstas. Por otra parte, se desconocen posibles rutas migratorias.

SU REPRODUCCIÓN ES…HÁBITOS REPRODUCTIVOS.
La información sobre los hábitos de reproducción de esta especie son casi totalmente desconocidos, y sólo algunos datos provienen de su pariente más cercano, el delfín acróbata de hocico largo.

Los investigadores creen que alcanza la madurez sexual en cuanto alcanza un tamaño de 1.8 metros de largo y la hembra da a luz, después de un período de gestación de unos 11 meses, a 1 cría de 10 kilos de peso y 0.8-1.2 metros de longitud. Esto, probablemente, sucede cada 2 años.

La longevidad de Stenella clymene es también desconocida, pero se sabe de las existencia de un individuo de 16 años, así que seguramente la especie supera esa edad.

PODEMOS CONSERVARLO. AMENAZAS Y CONSERVACIÓN.
Estado de conservación: “Sin datos suficientes”.
La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza no tiene datos suficientes para establecer su estado de conservación. Como casi todo animal, es objetos de amenazas que ponen en peligro su supervivencia en la Tierra pero aún no está clara la dirección de los esfuerzos de conservación en vista de la poca información que se tiene del él.

AQUÍ, SUS AMENAZAS MÁS IMPORTANTES:
–Pesca incidental. En aguas de África occidental y en las de Venezuela, es capturado mediante redes de enmalle y de arrastre. Esto es especialmente común frente a las costas africanas si bien las capturas todavía no son significativas.

–Pesca directa. En las Antillas Menores, el Golfo de Guinea y las costas de África occidental se pescan algunos delfines clímene para su consumo humano o para usarlos como cebo.

–Contaminación de su hábitat. No existen registros sobre el nivel de contaminantes de su hábitat, pero conforma una amenaza potencial.

Aún no existen estrategias encaminadas a la conservación específica de este delfín, aunque está incluido en el Apéndice II de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), el cual indica que el comercio de las especies incluidas en dicho apéndice necesita mayor regulación.

SDR39