El delfín de Heaviside, delfín de Haviside, delfín del Cabo o tonina de Heaviside es uno de los cetáceos menos conocidos por el ser humano, y uno de los más pequeños. La segunda palabra de su nombre científico se acuñó en honor del capitán Haviside, quien llevó una muestra del delfín a Reino Unido en el siglo XIX.

Es importante saber que desde esta perspectiva, el nombre correcto del delfín es “delfín de Haviside”, ya que así es la ortografía del nombre del capitán. Pero su nombre fue confundido con el de otra persona cuyo nombre fue Heaviside y éste ha perdurado hasta la actualidad.

Orden: Cetacea
Familia: Delphinidae
Género: Cephalorhynchus

ASÍ LUCE. DESCRIPCIÓN FÍSICA.
Morfología. El delfín de Haviside tiene un cuerpo fusiforme, compacto y robusto. Posee una cabeza cónica y un hocico corto. Su aleta dorsal es alta, con forma de triángulo y puntiaguda, mientras que sus aletas pectorales son anchas y redondeadas.

Peso y tamaño. No se ha reportado dimorfismo sexual por lo que ambos géneros tienen dimensiones similares. La longitud de los adultos se estima en 1.8 metros y el peso corresponde a cerca de 75 kilogramos.

Coloración. Cuenta con un patrón de coloración un tanto complejo pues su piel presenta diversos tonos. La superficie dorsal es gris oscuro con una mancha negra azulada que inicia desde el espiráculo, entre la aleta dorsal y el hocico, y se extiende hacia los laterales traseros y la aleta caudal. El vientre y el cuello son blancos y las aletas pectorales son oscuras.

Señas distintivas. El singular patrón de coloración es la “marca de la casa” de esta especie.

¿Y EN DÓNDE VIVE? DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT.
Tiene una pequeña distribución en el suroeste del continente africano, desde 17° sur hasta el extremo más sureño de África. Su rango de extensión inicia aproximadamente desde el centro de Angola y está presente en Namibia y Sudáfrica y el Cabo de Buena Esperanza. Únicamente está presente en Angola, Namibia y Sudáfrica.

Habita aguas costeras poco profundas inferiores de 100 metros pero se han reportado individuos nadando a profundidades de unos 180 metros. Es habitual verlo en zonas de rompientes. Sus hábitats tienen una temperatura que ronda los 9°-15° centígrados y como máximo, 19° Celsius.

BARRIGA LLENA, CORAZÓN CONTENTO. ALIMENTACIÓN.
Su hábitat costero proporciona al delfín de Haviside una amplia gama de alimentos para consumir. Como carnívoro, tiene una dieta en la que están presentes peces, cefalópodos y algunos organismos bentónicos.

Casi el 50 por ciento de su dieta se conforma de merluzas (Orden Gadiformes) y los peces de la especie Genypterus capensis, y el 22 por ciento está compuesto por pulpos. Otras presas del delfín son gobios (Sufftogobius bibarbatus), pejerreyes (Orden Atheriniformes) y calamares (Loligo rejnaudi).

Gracias a su rapidez al nadar, puede atrapar a sus presas con gran eficacia. Si se trata de animales bentónicos espera la noche para, cuando los animales ascienden a la superficie, seguirlos y tomarlos por sorpresa. En el caso de las especies pelágicas, le basta con buscar en la superficie marina y cerca de la plataforma continental.

ASÍ SE COMPORTA.
Pese a que se le considera un delfín sociable, sus manadas son realmente pequeñas si se comparan con las manadas de otras especies de delfines. Son más comunes grupos de 2 o 3 individuos o básicamente conformados por menos de 10 miembros. Las manadas de unos 30 delfines son poco vistas y el 10 por ciento de su composición equivale a crías. No es muy raro ver delfines de Haviside sin compañía alguna.

No es una especie que destaca por sus acrobacias, pero se le ha visto montar las olas de las embarcaciones, saltar a una altura de más de 2 metros, golpear las aletas contra el agua, acercarse tímidamente a los barcos e incluso acompañar las embarcaciones durante algunas horas. Otros individuos prefieren permanecer siempre en su área natal o no alejarse demasiado de su hogar.

Es un delfín diurno de actividades realizadas de acuerdo con los patrones de movimiento de sus presas, es por eso que durante la noche acude o permanece en la superficie para alimentarse de las especies bentónicas que ascienden. Su día a día consiste en socializar, descansar y evitar a sus depredadores.

SU REPRODUCCIÓN ES…HÁBITOS REPRODUCTIVOS.
Se cree que el macho alcanza la madurez sexual entre los 6 y los 9 años en tanto la hembra a los 6 años suele tener a su primera cría, así que la madurez sexual de ésta inicia entre los 5 y los 9 años de edad.

Las hembras dan a luz 1 cría cada 2 o 4 años. Una pareja puede aparearse alguna vez durante los meses de primavera o de verano y la hembra preñada espera 10 meses para ver a su cría, que en un principio mide alrededor de 85 centímetros de longitud.

El vínculo entre madre e hijo es muy estrecho, y la cría suele nadar muy cerca de ella. La relación se prolonga unos 3 años.

PODEMOS CONSERVARLO. AMENAZAS Y CONSERVACIÓN.
Estado de conservación:
“Datos Insuficientes”.
Su hábitat costero lo convierte en una especie muy sensible a las actividades humanas. Cada año son asesinados alrededor de 100 delfines de Haviside mediante arpones y otros artilugios, al parecer por su carne. La captura incidental con redes de pesca y la contaminación de su hábitat con sustancias tóxicas, además de la colisión con embarcaciones, son amenazas para la especie.

El delfín está clasificado en “Datos Insuficientes” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Por otra parte, figura en el Apéndice II de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres); esto significa que aunque no está en peligro de extinción, su supervivencia corre peligro si no se controlan las actividades relacionadas con su comercio.

En Sudáfrica, la especie está protegida en un área de 321 kilómetros a partir de la costa y lo mismo sucede en Namibia aunque en este último el tamaño del área protegida es de 12 kilómetros desde la costa.

SDR30