El delfín manchado tropical o delfín moteado del Pacífico es un cetáceo odontoceto propio de aguas templadas y tropicales. La primera vez que fue descrito ocurrió en 1846, de la pluma de John Gray, un zoólogo británico.

DESCRIPCIÓN FÍSICA.
Morfología.
Sucede lo mismo que con los demás miembros del género Stenella: esta especie posee un cuerpo delgado, pequeño e hidrodinámico. Su “hocico” largo y delgado está separado del melón por un pliegue. Tiene una aleta dorsal angosta y encorvada, con forma de hoz.

Peso y tamaño.
El macho del delfín manchado tropical es más grande que la hembra. Se estima un peso de 120 kilogramos y una longitud de aproximadamente 2.5 metros.

Orden: Cetacea
Familia: Delphinidae
Género: Stenella
Coloración.
La zona superior del cuerpo tiene un tono gris oscuro salpicado con motas claras que a menudo se superponen. Por debajo de la mandíbula, en el cuello y en el vientre, el delfín presenta un color claro invadido por manchas pequeñas oscuras. Los flancos están divididos por 3 tonos de gris que varían en intensidad y una banda oscura parte desde los ojos hasta la base del “pico”.

Señas distintivas.
No hay mucho que agregar puesto que la principal manera de identificar a la especie es observar el patrón de coloración de la piel, caracterizada por las múltiples manchitas claras y oscuras.

¿Y EN DÓNDE VIVE? DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT.
Se distribuye en las aguas tropicales, cálidas y templadas del océano Atlántico, del Pacífico y del Índico entre 40° norte y 40° sur. En el este del océano Pacífico se localiza desde México hasta Perú. Se encuentra en el sur en aguas de Argentina, de Nueva Gales del Sur y de Provincia del Cabo de Buena Esperanza. Existe mayor abundancia de individuos en las zonas del sur de su rango de distribución.

El Golfo Pérsico, el mar Rojo, el Golfo de México, el mar Arábigo, el Golfo de Bengala, el mar de China Meridional y el mar de China oriental son también hogares del delfín manchado tropical.

Rara vez habita áreas cercanas a las costas. Por el contrario, se encuentra a más de 163 kilómetros de aquellas en aguas cuya temperatura supera los 25° centígrados y a profundidades menores de 50 metros. Aquellos que viven en el océano Atlántico se encuentran casi siempre mar adentro, pero en el Pacífico oriental se atreven a bordear las costas.

Consume unas 56 especies de peces y 36 especies de cefalópodos.
ALIMENTACIÓN.
Se alimenta de peces epipelágicos y mesopelágicos así como de crustáceos y cefalópodos. Específicamente, consume unas 56 especies de peces y 36 especies de cefalópodos, con mayor predominancia de peces linterna (mictófidos). En algunas regiones consume peces voladores y larvas de cangrejos.

La hora de la comida inicia en la noche cuando algunas presas suben a la superficie del agua y el delfín detecta su rastro, las sigue, las persigue y se alimenta. Probablemente en el este del océano Pacífico se alimenta de forma oportunista.

Las hembras en período de lactancia consumen una mayor cantidad de peces que de calamares debido a que los primeros son más ricos en calcio, fósforo y proteínas.

ASÍ SE COMPORTA.
Es una especie sumamente gregaria que no se asocia solamente con delfines de su misma especie, sino también con otras especies de animales. Cerca de las costas, las manadas están compuestas por algunos cientos de delfines manchados pero mar adentro una manada puede tener miles de individuos. Una sociedad de delfines a menudo se divide en manadas de: a) madres con crías, b) machos adultos y c) individuos jóvenes.

Un caso particular es el los delfines que viven en aguas japonesas. Después del destete, más o menos a la edad de 2 años, los pequeños se unen a grupos junto con otros individuos muy jóvenes. La llegada de la madurez sexual coincide con su regreso a la manada original.

Sus asociaciones son concebidas para facilitar diversas actividades. Se le ha visto interactuar junto con otros delfines oceánicos e incluso con atunes de aleta amarilla (Thunnus albacares). Muy veloz, puede alcanzar velocidades de 22 a 28 kilómetros por hora. Puede saltar muy alto desde el agua o muy bajo a gran velocidad, esto es concretamente común en los delfines jóvenes.

Realiza migraciones estacionales en algunos puntos del Pacífico oriental y de las costas de Japón. En verano, los individuos de este país viajan hacia el norte y en invierno se desplazan hacia el sur; uno de sus objetivos es visitar áreas con productividad biológica.

SU REPRODUCCIÓN ES…HÁBITOS REPRODUCTIVOS.
El apareamiento y el parto se producen durante cualquier época del año. Se presume que es un delfín polígamo y que la hembra da a luz cada 2 o 3 años. Ésta llega a la madurez sexual entre los 9 y los 11 años de edad, siendo el macho más tardío en este aspecto: alcanza la madurez entre los 12 y los 15 años.

La hembra lleva en su interior a su futura cría durante unos 11 meses hasta que nace. Existe una mayor incidencia de partos durante los meses de primavera y otoño. Solamente nace 1 cría pero se tiene constancia de un parto de gemelos y de una hembra preñada con 35 años de edad.

La duración del período de lactancia se extiende durante 1 o 2 años después del nacimiento. Sin embargo, una madre puede seguir amamantando a su cría incluso cuando está nuevamente embarazada. A los 6 meses de edad, ya la cría comienza a probar los alimentos sólidos.

PODEMOS CONSERVARLO. AMENAZAS Y CONSERVACIÓN.
Algunas poblaciones de esta especie se han reducido o desaparecido.
En su hábitat natural, el delfín manchado tropical es depredado por orcas y tiburones. Una vez más, el ser humano irrumpe en la vida natural de una especie y provoca más problemas que beneficios.

El este del Pacífico ha sido una zona de matanzas puesto que los pescadores toman ventaja de la asociación atún aleta amarilla-delfín manchado tropical. Los pescadores no desean al delfín sino al atún pero los capturan juntos luego de seguir el rastro del cetáceo para llegar a su objetivo. Durante el proceso el delfín es presa de estrés y puede ser muerto debido a algún manejo del proceso. La consecuencia: algunas poblaciones se han reducido o desaparecido.

En Japón, en Filipinas y en las Islas Salomón el problema es la captura directa ya que con la carne se preparan platillos para el consumo humano o se utiliza como cebo. Otras amenazas son la captura incidental y la contaminación de su hábitat.

La evidente reducción de esta especie hizo encender los focos rojos. En el año 1979, la Comisión Interamericana del Atún Tropical puso en marcha un programa para conservar a los delfines y afortunadamente ha tenido resultados positivos. Por su parte, el Centro de Ciencias Pesqueras del Suroeste (Southwest Fisheries Science Center), de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) ha puesto en marcha 2 programas para la conservación del delfín:

-The Dolphin Energetics Program. Implica estrategias de pesca de atún que no tienen relación con el uso de delfines.

-The Dolphin Safe Program. Determina razones de la recuperación de las poblaciones de delfines en el este del océano Pacífico tropical.

SDR21