También conocido como delfín liso del sur, es una de las dos únicas especies del género Lissodelphis. Se trata de un cetáceo odontoceto que se encuentra únicamente en el hemisferio sur. Fue descrito por primera vez en 1804 a partir de una muestra proveniente de la isla de Tasmania.

DESCRIPCIÓN FÍSICA.
Morfología.
Este delfín tiene el cuerpo más delgado de todos los cetáceos. Su cuerpo, increíblemente hidrodinámico, es semejante al del delfín septentrional sin aleta (Lissodelphis borealis): esbelto, carente de aleta dorsal y con un “pico” corto. Tiene una frente inclinada no redondeada y aletas pectorales con forma de hoz.

Peso y tamaño.
El delfín adulto mide 1.8-2.9 metros de longitud y pesa entre 60 y 100 kilogramos. El dimorfismo sexual es muy leve, siendo el macho más grande que la hembra.

Orden: Cetacea
Familia: Delphinidae
Género: Lissodelphis
Coloración.
El cuerpo de este cetáceo es bicolor. El dorso está teñido de negro hasta los lóbulos de la cola. El color blanco abarca desde el “pico” hasta el vientre y los flancos. Las aletas pectorales suelen ser grises y algunos individuos exhiben pequeñas manchas blancas en la cabeza.

Señas distintivas.
Su patrón de coloración es su característica distintiva. Puede existir confusión con el delfín septentrional sin aleta, pero la diferencia radica en que los flancos de este delfín no son negros, sino blancos y no tiene una mancha blanca en el “pico” como sí la tiene su pariente.

¿Y EN DÓNDE VIVE? DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT.
Tiene una distribución circumpolar únicamente en aguas del hemisferio sur, entre la Convergencia Antártica y la Convergencia subtropical. Sus límites son 30° sur y 65° sur, siendo el norte de Perú la demarcación del final de su distribución.

Está presente en países como Australia, Chile, Argentina, Nueva Zelanda, Uruguay, Sudáfrica, Mozambique y Perú.

Es un delfín pelágico, de altamar y sólo se acerca a las costas si las aguas son profundas, en el borde de la plataforma continental. Las temperaturas de sus hábitats fríos oscilan entre 1° y 20° centígrados.

BARRIGA LLENA, CORAZÓN CONTENTO. ALIMENTACIÓN.
Los estudios de los estómagos de ejemplares de esta especie reportan una dieta carnívora en la que los peces mesopelágicos, los crustáceos y los cefalópodos tienen preponderancia. Sus presas comúnmente nadan a profundidades entre 200 y 1,000 metros.

En vista de su cuerpo delgado e hidrodinámico, se presume que el delfín es ágil para capturar a sus presas. Si se alimenta en la superficie en capas inferiores de la columna de agua, todavía se desconoce.

Algunas de sus presas favoritas son peces linterna (mictófidos), atún ojo grande (Thunnus obesus), calamares, camarones y especies de la familia Euphausiacea.

ASÍ SE COMPORTA.
Se caracteriza por un alto gregarismo y la conformación de las manadas influye en su comportamiento social e individual. Una manada de delfines Lissodephis peronii está normalmente compuesta por más de 100 miembros y puede tener hasta 1,000 miembros, sin embargo, el número promedio de delfines en un grupo es 210.

Si un delfín se encuentra sin compañía demuestra una relativa timidez y evita los barcos. En cambio, si se encuentra junto con sus compañeros manifiesta mayor actividad y dinamismo. Pueden saltar y caer de vientre, golpear el agua con la cola y crear perturbaciones en la superficie del océano debido al movimiento masivo.

Las manadas suelen sumergirse durante más de 6 minutos, pero un solo delfín se sumerge durante muy poco tiempo por lo que tiende a salir a la superficie cada 10 segundos, más o menos. Cuando nada lentamente sólo mantiene fuera del agua el espiráculo y parte de la cabeza.

Hasta la actualidad no existen datos significativos sobre la existencia de patrones de migración, aunque es probable durante los meses australes de primavera y verano se desplacen hacia el norte.

SU REPRODUCCIÓN ES…HÁBITOS REPRODUCTIVOS.
Existe un desconocimiento sobre la mayor parte de la reproducción del delfín meridional sin aleta. Investigaciones sugieren que el macho llega a la madurez sexual cuando alcanza 2.51 metros de longitud y la hembra es madura sexualmente a partir de la longitud aproximada de 2.18-2.28 metros.

Tampoco se conoce la temporada de nacimientos aunque ha sido en invierno y primavera cuando se ha visto mayor cantidad de crías, así que quizá los partos ocurren en épocas muy próximas a dichas estaciones

La cría puede medir 0.86 metros de longitud y pesar unos 5 kilogramos al nacer. Su longevidad se estima en unos 42 años.

PODEMOS CONSERVARLO. AMENAZAS Y CONSERVACIÓN.
Estado de conservación: Datos insuficientes.
Es cierto que hay más dudas que certezas en el caso de esta especie. De hecho, ni la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) tiene datos suficientes para evaluar su estado de conservación.

No obstante, el delfín meridional sin aletas sí tiene amenazas, la mayoría derivadas de las actividades humanas. En Perú y Chile han sido capturados para el consumo humano y ahí mismo y en otras regiones las capturas incidentales se producen cuando los cetáceos se enredan en las redes de enmalle, particularmente de pez espada.

Aún no existen esfuerzos de conservación específicos para el delfín meridional sin aletas, pero la CITES lo ha incluido en el Apéndice II de especies que pueden estar en peligro de extinción si su comercio no es regulado.

SDR20