Si has escuchado alguna historia sobre cómo los delfines rescatan a un ser humano en el mar, no eres el único. Desde hace miles de años, los delfines han interactuado con el hombre de diversas maneras que muchos animales no. Por ejemplo, ¿qué otro animal ayuda a los pescadores a capturar presas? La inteligencia de estos cetáceos, altamente desarrollada y similar en algunos aspectos a la del ser humano, los coloca en una posición que otras especies no comparten.

Un vistazo rápido en medios de comunicación arroja una cantidad considerable de personas que aseguran haber vivido una experiencia increíble, en la que un delfín o un grupo de delfines los salva del peligro que entrañan las aguas, incluso sin haberse dado cuenta. ¿Quieres conocer algunas?

¿Por qué salvar humanos, si ambos son especies distintas? Existen algunas teorías…
UNAS CUANTAS HISTORIAS
-En 2002, un hombre de Australia de 36 años de edad, llamado Grant Dickson se encontraba pescando en el norte de Queensland junto con otras personas. Horas después la embarcación colapsó presa de las aguas agitadas y Dickson se vio solo en medio del agua, únicamente sostenido a un bote volcado. Tenía heridas que sangraban profusamente y con horror descubrió un grupo de tiburones que nadaba cerca de él. Sin embargo, observó asombrado cómo una manada de delfines comenzó a nadar en torno suyo, alejando a los tiburones que posiblemente habrían atacado al confundir las piernas del hombre con alguna presa. Al final, Grant Dickson fue rescatado sano y salvo.

-En 2004, un grupo de socorristas y una joven de Nueva Zelanda, Oceanía, se encontraban entrenando en el mar cuando de repente apareció ante ellos un tiburón blanco (Carcharodon carcharias) de unos 3 metros de longitud. Pero pronto apareció una manada pequeña de delfines que rodearon al grupo y a la muchacha. Agitaban sus colas y creaban gran cantidad de ruido para disuadir al tiburón, hasta que éste desapareció de su vista.

-Todd Endris, un surfista de 24 años de edad se disponía a practicar su deporte favorito el día 28 de agosto de 2007. No se imaginaba que momentos después un tiburón blanco iba a golpear fuertemente su cuerpo y después propinarles 2 severos mordiscos. El aterrorizado joven ya veía cerca su muerte hasta que aparecieron de repente unos 15 delfines nariz de botella (Tursiops truncatus) y rodearon su cuerpo para formar una especie de barrera entre él y el tiburón. Esto permitió que Todd llegara a salvo a la orilla, aunque con heridas de las que después se repuso.

-Hardy Jones es un activista pro vida silvestre. En 2003 se encontraba filmando a una manada de delfines cuando se dio cuenta de que un tiburón se había acercado a él. Quizá lo habría atacado si 4 delfines no se hubieran acercado a él para protegerlo.

-En el año 2004, 5 buzos británicos estaban a la deriva en el Mar Rojo sin más compañía que las especies del mar. Temían morir ahí mismo, hasta que fueron rescatados por una embarcación. Los buzos creen que los delfines merecen un agradecimiento, puesto que la tripulación del barco que los rescató dijo haber visto un grupo de estos cetáceos nadando en la dirección de los buzos, probablemente para llamar la atención hacia ese lugar.

¿POR QUÉ RESCATAN LOS DELFINES?
Ya se sabe que los delfines manifiestan un comportamiento en ocasiones similar al de los seres humanos. En estado salvaje suelen ayudar a sus compañeros de manada enfermos, sosteniéndolos para dirigirlos hacia la superficie y así puedan respirar. Las hembras son también madres cuidadosas y dedicadas a sus crías en tanto éstas se alimentan de leche materna e incluso un tiempo después del destete.

Ahora bien, ¿por qué salvar humanos, si ambos son especies distintas? Se barajan muchas teorías que tratan de explicar la razón pero hasta ahora no hay nada seguro.

Los investigadores suponen que algunas veces estas relaciones entre humano y delfín tienen poca relación con la empatía y más bien es una especie de relación simbiótica de ayuda-recompensa. Es el caso de los pescadores que son ayudados por los delfines para encontrar peces u otras presas, puesto que al final los cetáceos reciben una parte del pescado obtenido. La pregunta aquí es ¿por qué comenzaron a hacer esto, si nadie les enseñó?

El acto de defender al ser humano de un animal que puede atacarlo, como un tiburón, es similar al comportamiento de las madres al defender a las crías. Muchos bañistas o buzos imposibilitados dicen ser sujetados y transportados a la superficie con ayuda de un delfín, proceder básicamente igual al realizado con otros cetáceos.

Otra explicación puede estar relacionada con la comparación entre características del cuerpo de delfines y humanos, ya que ambos son mamíferos inteligentes. Gracias a su sentido de la ecolocalización, un delfín tiene la facultad de escuchar los latidos del corazón y darse cuenta de cuándo una persona está indefensa. Es ahí el momento en que actúa de forma similar a como lo haría con un compañero.

¿Conoces alguna historia sobre delfines rescatistas? No hay duda de que es un hecho maravilloso.

SDR63