Autor de la imagen: Alessio Marrucci.

El delfín chino de río o Baiji es el cetáceo de agua dulce más raro de todos. Esto poco tiene que ver con su aspecto físico como por sus avistamientos, dado el gran peligro que corre en su hábitat natural. De hecho, desde 2006 no se ha visto un solo ejemplar con vida, por lo que presumiblemente ya está extinto.

Su nombre en chino, Baiji, significa “delfín blanco” y se le conoce con el sobrenombre de “la diosa del Yangtsé”, en referencia al río que habitaba.

Orden: Cetacea

Superfamilia: Lipotoidea

Familia: Lipotidae

Género: Lipotes

ASÍ LUCE. DESCRIPCIÓN FÍSICA.
Este delfín de río es pequeño y su cuerpo está adaptado a la vida en condiciones de agua dulce.

Peso y tamaño. Hay dimorfismo sexual ya que las hembras adultas son ligeramente más largas que los machos. La longitud masculina se estima en 2.3 metros y la femenina en 2.5 metros. El peso oscila entre 135 y 320 kilogramos.

Morfología. Tiene un cuerpo fusiforme como las demás especies de delfines, pero más robusto. Posee una cabeza pequeña con un melón prominente. El cráneo está desprovisto de crestas maxilares. Los ojos son bastante pequeños en comparación con los de los delfines marinos, y es que en su hábitat turbio no debe tener buena visibilidad. Sus redondeadas aletas pectorales son muy largas y la aleta dorsal es corta, triangular y se sitúa en la parte baja del dorso.

Coloración. Exhibe una contracoloración caracterizada por el gris azulado en la región dorsal y el color blanco en la parte inferior del cuerpo.

Señas distintivas. Cuando el delfín nada justo debajo de la superficie del río, su aleta dorsal baja sobresale y semeja una bandera, y por ello los habitantes locales le llaman “delfín de bandera blanca”. Otra manera de reconocerlo es mediante un vistazo a su pico: si es muy largo y estrecho y tiene la punta curvada hacia arriba, se trata de un delfín Baiji.

¿Y EN DÓNDE VIVE? DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT.
La especie es endémica del río Yangtsé en China pero también vivía en los lagos Poyang y Dongting del mismo país. Su rango de distribución se extiende desde la desembocadura del río Yangtsé hasta la presa Gezhouba. Los últimos avistamientos ocurrieron en el curso medio y bajo del río Yangtsé.

Habita únicamente agua dulce y tiene marcada preferencia por las áreas donde concurren los afluentes del río y donde hay bancos de arena con remolinos.

BARRIGA LLENA, CORAZÓN CONTENTO. ALIMENTACIÓN.
El carnívoro Baiji se alimenta de una gran variedad de peces pequeños. Utiliza su largo “pico” para explorar el lecho fangoso del río y detectar presas, ya que su visión no es muy buena. Sin embargo, su sentido de la ecolocalización está muy desarrollado.

Se sumerge por 10 o 20 segundos, atrapa su alimento y sale de nuevo a la superficie. Probablemente no tiene presas preferidas, pero prima la captura de los animales de mayor tamaño.

SU REPRODUCCIÓN ES…HÁBITOS REPRODUCTIVOS.
Como se ve, no existe vasta cantidad de información sobre este delfín. Se desconoce su sistema de apareamiento pero se sabe que hay 2 temporadas de apareamiento por año; la primera durante los meses de primavera y la segunda durante el verano. El pico más alto de reproducción ocurre durante el primer semestre del año.

Estos delfines llegan a la madurez sexual entre los 4 y los 6 años de edad. Después del apareamiento, la hembra preñada tiene un período de gestación de 10 a 11 meses aunque otras estimaciones indican que puede ser de 6 y hasta de 12. Los partos se producen entre febrero y abril y las pequeñas crías nacen con una longitud de 1 metro.

La madre prodiga sendos cuidados a la cría: le ayuda a subir a respirar, le enseña a bucear y lo mantiene siempre cerca de ella, incluso tiempo después del destete.

ASÍ SE COMPORTA. COMPORTAMIENTO.
Este cetáceo es bastante tímido y por eso es tan difícil su observación en su hábitat natural. Esto también deja lugar a dudas sobre su posible extinción.

Normalmente viven en pequeños grupos de 3 o 4 delfines o en pares; la manada más grande de la que se tiene registro constaba de 16 miembros. Ocasionalmente se asocian con marsopas sin aleta (Neophocaena phocaenoides), cetáceos de agua dulce que también experimentan un grave descenso de población.

Los grupos pasan la mayor parte del día en los remolinos de agua buscando alimento pero son más activos durante las noches y hasta las mañanas. Suelen descansar en zonas de lentas corrientes. Se comunican mediante silbidos, chasquidos y clics. Estos últimos son utilizados solamente cuando identifican presas u otros objetos en su entorno.

Sus inmersiones son poco profundas, los barcos los han visto en muy pocas ocasiones. Si salen a la superficie para respirar, lo hacen produciendo la mínima cantidad de salpicaduras. Sus intervalos de respiración son verdaderamente cortos: duran entre 10 y 20 segundos; como máximo, 200 segundos.

PODEMOS CONSERVARLO. AMENAZAS Y CONSERVACIÓN.
Estado de conservación: Probablemente extinto.

La población de delfines chinos de río comenzó a reducir drásticamente desde que China se industrializó. A las orillas del río Yangtsé prosperaron muchas ciudades y esta situación tuvo como consecuencia la afectación de las especies endémicas.

A principios de la década de 1980 quedaban aproximadamente 400 ejemplares. Unos años después el número se redujo a 300. A finales de los años 90 quedaban 13 individuos y para 2006, los investigadores no encontraron un solo delfín Baiji en el río, así que cabía la posibilidad de que estuviera completamente extinto. Un reporte de avistamiento en 2007 reavivó los ánimos pero desafortunadamente, la existencia de unos pocos animales no basta para salvar una especie completa.

-Las principales amenazas que enfrentan los baijis son:

-Pesca incidental a cargo de las pesquerías locales.

-Pesca ilegal con electricidad y ganchos rodantes.

-Sobrepesca que reduce el número y diversidad de alimentos del delfín.

-Contaminación producida por las empresas y fábricas cercanas al río.

-Colisiones de los delfines con las embarcaciones.

-Construcción de presas.

El delfín ha sido protegido en China desde el año 1975 y en 1986 los biólogos chinos establecieron estrategias de protección. Incluso se abrió una reserva para el delfín a lo largo del Yangtsé (Reserva Nacional del Baiji Xin-Luo), pero evidentemente, no hay resultados favorecedores. Actualmente, los barcos patrulla de la reserva se encargan de supervisar el acatamiento de las medidas de protección e investigar los avistamientos así como las muertes de los ejemplares del río.

SDR38

[amazon_link asins='B01GS1ODPM' template='ProductAd' store='dmatic-20' marketplace='MX' link_id='6dc8fd7d-9554-11e8-81a4-c3e65f15633f']