También es conocido como delfín manchado o moteado del Atlántico y delfín pintado. Es una especie endémica del océano Atlántico de distintivos patrones de coloración.

Fue descrito por primera vez en el año 1928 y antiguamente se le llamaba marsopa moteada y marsopa o delfín de Cuvier. Como dato curioso, se ha observado que esta especie puede aparearse con los delfines nariz de botella (Tursiops truncatus).

DESCRIPCIÓN FÍSICA.
Este delfínido se identifica por su coloración, que es sugerida por el nombre que ostenta.

Orden: Cetacea
Familia: Delphinidae
Género: Stenella
Peso y tamaño.
La longitud máxima de su cuerpo se estima entre 2.26 metros en el macho y 2.29 metros en la hembra. Presenta dimorfismo sexual ya que el macho es ligeramente más pequeño que la hembra, algo relativamente inusual. El macho pesa unos 140 kilos en tanto la hembra pesa alrededor de 130 kilos.

Morfología.
El cuerpo es fusiforme, robusto y fornido, con una aleta dorsal alta ubicada en el centro del dorso. Tiene un melón muy redondeado separado del hocico por un pliegue, cabeza robusta y cráneo correspondiente con el tamaño del cuerpo y la región geográfica. Posee pequeños dientes cónicos de 3 a 5 milímetros de diámetro.

Coloración.
La zona dorsal presenta un tono gris claro en tanto el vientre es blanquecino. Una franja clara se extiende desde los hombros hasta debajo de la aleta dorsal. Las crías mantienen una piel lisa y sin manchas, pero a medida que crecen desarrollan motas de color claro. Esto no es igual para todos los individuos pues el patrón de coloración varía entre ellos y entre las poblaciones de distintas zonas geográficas.

Señas características.
Además de las manchas que adornan su cuerpo, Stenella frontalis exhibe un “pico” muy largo y curvo, hecho que confiere al delfín un aspecto que parece provenir de la cruza entre un delfín nariz de botella (Tursiops truncatus) y un delfín pintado pantropical (Stenella attenuata).

¿Y EN DÓNDE VIVE? DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT.
Su distribución corresponde únicamente a aguas del océano Atlántico y se concentra especialmente en el occidente de la Corriente del Golfo. De forma general, se localiza desde el sur de Brasil hasta Nueva Inglaterra en Estados Unidos y a lo largo de la costa occidental de África. Los avistamientos más frecuentes ocurren frente a las islas Azores y Canarias y también en el Golfo de México.

En total, las aguas de los siguientes países albergan delfines pintados del Atlántico: Brasil, Colombia, Panamá, Venezuela, Barbados, Haití, Honduras, Costa Rica, Guyana Francesa, Nicaragua, Puerto Rico, Jamaica, Martinica, Bahamas, Antigua y Barbuda, Islas Caimán, Cabo Verde, Bolivia, San Vicente y las Granadinas, Antillas Holandesas, Cuba, Dominica, República Dominicana, Santa Lucía, Belice, México, Estados Unidos, Islas Vírgenes Británicas, Martinica, Benín, Guinea Ecuatorial, Gabón, Gambia, Ghana, Mauritania, Senegal, Sierra Leona, Togo, Portugal y España.

Sus hábitats son costas, bancos de arena y el mar abierto. Se le encuentra en la plataforma continental a 250-350 kilómetros de la costa y a no más de 250 metros de profundidad.

ALIMENTACIÓN.
Se alimenta de presas pequeñas como peces pequeños, invertebrados bentónicos y cefalópodos. Sus presas preferidas son lenguados, peces aguja, arenques, anguilas, peces voladores, pulpos y varias especies de calamares.

Puesto que puede hacer inmersiones de 2, 6 y hasta 10 minutos, el delfín aprovecha para capturar su alimento con ayuda de sus dientes cónicos. Su hocico es muy útil para buscar entre la arena del fondo oceánico y encontrar animales escondidos. Para capturar su alimento pueden coordinarse en grupos, buscar individualmente en el fondo o la superficie del agua, seguir cardúmenes pequeños e incluso ir detrás de las embarcaciones pesqueras para obtener pescado o cualquier otro animal marino descartado.

SU REPRODUCCIÓN ES…HÁBITOS REPRODUCTIVOS.
La hembra de Stenella frontalis madura sexualmente a los 9 años de edad, el macho es maduro a partir de los 12 años. La hembra da a luz cada 3-5 años pero si pierde a su cría es capaz de entrar en celo inmediatamente y embarazarse.

Los machos a menudo se asocian para incrementar las posibilidades de aparearse con una hembra. Ambos géneros pueden aparearse durante cualquier época del año y después de ello, el feto se desarrolla durante 11 o 12 meses en el cuerpo de su madre.

Las crías suelen nacer en mayo o en septiembre. Permanecen con la hembra incluso un tiempo después de su destete, producido durante un tiempo máximo de 5 años.

ASÍ SE COMPORTA.
La estructura social del delfín pintado del Atlántico es muy compleja, a menudo identificada por los grupos mixtos que nadan juntos. Se le ha visto varias veces interactuar con manadas de delfín nariz de botella. Sus propias manadas están divididas por edad y género y no tienen fronteras rígidas, es decir, los delfines pueden salir e introducirse en otros grupos libremente. Una manada de esta especie está compuesta por 5-15 individuos que se reconocen individualmente y mantienen estrechos vínculos sociales. Pueden comunicarse entre sí mediante silbidos, “clics” y una especie de gritos agudos.

No se conoce a profundidad su patrón de actividades, pero en el Golfo de México se alimenta durante la noche. Es un animal muy enérgico, que nada muy rápido y que realiza saltos largos pero de poca altura. Muy curioso, se acerca a las embarcaciones pesqueras desde una distancia prudente. Puede “cabalgar” las olas que producen los barcos y sumergirse hasta 60 metros por un máximo de 6 minutos.

PODEMOS CONSERVARLO. AMENAZAS Y CONSERVACIÓN.
Estado de conservación: “Datos insuficientes”.
Los estudios sobre este delfín aún son escasos y no se conoce su población total. Enfrenta dos principales amenazas: la captura directa y la captura incidental. La primera es realizada en el Caribe, en zonas de América del Sur, en África occidental y en las islas Azores. En cambio, la captura incidental tiene un alcance más pronunciado ya que se ha reportado en África occidental, en el Caribe, al este de Estados Unidos, en Mauritania y en Venezuela al quedar atrapados en redes de enmalle de atún y otras especies. En Venezuela, de hecho, los cadáveres de delfines son usados como carnada para tiburones y para servir como comida para los humanos.

Los datos sobre el número de delfines muertos son imprecisos, pero aparece en el Apéndice II de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), lo que significa que está en potencial peligro de extinción a menos que el comercio de su cuerpo esté regulado. Por su parte, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza indica que su estatus es “Data Deficient”, es decir, no hay datos suficientes que den un panorama sobre su estado de conservación, por tanto, tampoco existen programas específicos para su supervivencia.

SDR17

[amazon_link asins='B01GS1ODPM' template='ProductAd' store='dmatic-20' marketplace='MX' link_id='6dc8fd7d-9554-11e8-81a4-c3e65f15633f']