Los delfines tienen una amplia distribución mundial, pues se encuentran en todos los océanos y mares del mundo con excepción del mar Caspio y el mar de Aral. La mayoría de las especies se concentra en áreas templadas y tropicales aunque se distribuyen desde el ecuador hasta las regiones subpolares.

Por supuesto, la distribución y el hábitat son diferentes en cada una de las especies de delfines, pero por lo regular evitan las aguas frías extremas, así que tampoco se encuentran en los confines de las zonas polares.

DISTRIBUCIONES ESPECÍFICAS
Los océanos Atlántico, Pacífico e Índico y sus mares albergan una gran cantidad de especies de delfines en vista de que éstos están adaptados a las aguas más tropicales, subtropicales y cálidas. Por supuesto, hablar de la distribución específica de los delfines es hablar de un tema muy largo puesto que pueden diferir unos de otros.

Los delfines de aguas abiertas parecen tolerar mejor las temperaturas frías que los delfines costeros.
Algunas especies están distribuidas en áreas extensas mientras que otras pueden encontrarse en una sola región pequeña. Otras especies son particularmente endémicas de una zona, es decir, sólo se encuentran en un país, y unas más pueden tener poblaciones diferentes separadas por algunos kilómetros. Cada caso es diferente.

El océano Pacífico es hogar de varias especies, como el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus), quizá el delfín más conocido, que se extiende desde el territorio de Japón hasta Australia y desde el sur de Estados Unidos hasta Chile y Hawái. En el Atlántico se distribuyen desde el norte de América hasta Argentina y desde Noruega hasta el sur de África. Esta especie es también común en el mar Mediterráneo y en el océano Índico.

El delfín común oceánico (Delphinus Delphis) se concentra sobre todo en el mar Mediterráneo y en la parte norte del océano Atlántico. El delfín jorobado del Indo-Pacífico (Sousa chinensis) sólo se localiza en aguas de dichos océanos.

Por otra parte, existen también 5 especies de agua dulce que sólo habitan los ríos Amazonas, el Ganges, el Yangtsé, el Río de la Plata y el río Indo.

Distribución global de los delfines.

HÁBITATS GENERALES, HÁBITATS ESPECÍFICOS
Los hábitats de los delfines son también muy diversos. Pueden encontrarse en puertos, bahías, golfos y estuarios y con más frecuencia en los mares de aguas poco profundas de las plataformas continentales. Anteriormente se creía que los delfines no podían sumergirse a más de 200 metros de profundidad, pero al parecer algunas especies tienen la factibilidad de nadar unos 300 metros más hacia abajo, como parecen indicar los restos de peces bentónicos hallados en los estómagos de algunos ejemplares.

Hay individuos que prefieren la vida en mar abierto y otros adaptados a las condiciones de una existencia cercana a las costas. Es el caso del delfín de Héctor (Cephalorhynchus hectori), que sólo puede vivir en aguas poco profundas cerca de la línea costera. Por el contrario, el delfín acróbata de hocico largo (Stenella longirostris) vive en medio del océano y tiene que salir con más asiduidad para obtener oxígeno.

Los delfines de aguas abiertas parecen tolerar mejor las temperaturas frías y pueden adaptarse a éstas, siempre y cuando las aguas sean profundas. Rara vez se les ve cerca de las costas. Por el contrario, los delfines costeros están mejor adaptados a las cálidas y tropicales, su cuerpo regularmente pequeño les permite introducirse a sitios estrechos y poco profundos como los estuarios y los canales de ríos.

Una cosa es segura: los delfines convierten en sus hábitats zonas con abundancia de presas. Se trate o no de aguas poco profundas, la mayoría de estos cetáceos tienen un gusto por las zona pelágica del mar ya que ahí es muy fácil encontrar y atrapar comida. Si el suministro de alimento disminuye los delfines tienden a migrar hacia las áreas donde no existe escasez, por lo que sus hábitos alimenticios también se modifican.

Dado que gran parte de las especies no tolera aguas heladas son capaces de migrar en busca de sitios más cálidos cuando las temperaturas descienden, y viceversa. Los delfines también consideran la migración de sus presas habituales y sus hábitos de reproducción para moverse de un sitio a otro y realizar migraciones estacionales.

Por su parte, los delfines de río habitan las cuencas fluviales de sus zonas de distribución, a lo largo de los márgenes de los canales principales y en canales más pequeños. Algunos delfines de río se aventuran a explorar los bosques cuando la época de lluvias inunda éstos.

Si quieres conocer la distribución y el hábitat de una especie en particular, no dudes en visitar la sección Especies.

SDR53

[amazon_link asins='B01GS1ODPM' template='ProductAd' store='dmatic-20' marketplace='MX' link_id='6dc8fd7d-9554-11e8-81a4-c3e65f15633f']