Los hábitos reproductivos de los delfines no están definidos únicamente por la necesidad de prolongar la especie. Del mismo modo que los seres humanos, estos cetáceos suelen copular por gusto con individuos del sexo opuesto, de su mismo género o de diferente especie a la suya, así que hablar de hábitos reproductivos en términos estrictos no aplica para los delfines. Se cree que su sexualidad recreativa tiene fines de sociabilidad.

En lo que respecta al apareamiento con fines de prolongación de la especie, los hábitos son variados. La edad de maduración sexual depende de la región geográfica que habitan, del género y de la especie, pero la mayoría de los delfines alcanzan la madurez sexual entre los 5 y los 8 años de edad. Los machos son más tardíos en este aspecto; pueden ser sexualmente maduros a partir de los 11 años. Ocasionalmente macho y hembra comienzan a tener contacto sexual antes de que lleguen a su madurez reproductiva.

Ahora sí, ¿cómo se reproduce un delfín?

La mayoría de los delfines alcanzan la madurez sexual entre los 5 y los 8 años de edad.

1. CORTEJO
Antes de la cópula deben existir las condiciones necesarias para que se efectúe. Ya se sabe que a veces la madurez sexual no es relevante, pero sí lo es la receptividad de las hembras. La temporada de apareamiento en delfines nariz de botella y otras especies se prolonga durante todo un año aunque en algunas zonas del mundo pueden producirse más contactos reproductivos durante los meses de primavera y otoño.

Las hembras pueden ser receptivas los 365 días del año y, al igual que los machos, tener varios compañeros en una misma temporada. Los delfines no son muy directos, por decirlo de alguna manera: antes del apareamiento se esfuerzan en llamar la atención del sexo opuesto manifestando un proceso de cortejo bien identificado.

Pueden comenzar el contacto persiguiéndose unos a otros y propinar mordiscos muy suaves al compañero. Sus ojos adquieren una mirada lánguida y el individuo dominante flota débilmente bajo el cuerpo del individuo pasivo. En el momento anterior a la cópula el macho acaricia a la hembra y después de aparean con los vientres unidos. Sin embargo, otras especies son agresivas y muerden o rasguñan a la hembra.

El acto es realmente breve y dura unos segundos aunque puede repetirse varias veces en un intervalo corto de tiempo.

Apareamiento de los delfines.

Cría de delfín.

2. BEBÉ A BORDO.
La hembra preñada tiene un período de gestación de acuerdo con su especie. Lo más usual es que dure entre 11 y 12 meses. Increíblemente, la gestación de una orca dura unos 17 meses, más o menos. En ciertas regiones geográficas la época de nacimientos coincide con la temporada de crianza de los delfines.

3. AL LADO DE MAMÁ.
Cuando una hembra siente que dará a luz tiende a apartarse de su manada y se confina a un área cercana a la superficie del agua para facilitar la primera respiración de su cría.

Generalmente tienen 1 cría y lo primero que sale del cuerpo de la madre es la cola del delfín. Una cría nace midiendo entre 90 y 120 centímetros y pesando aproximadamente 18 kilogramos. Inmediatamente la madre dirige su cría hacia la superficie para que obtenga oxígeno.

El recién nacido tiene la piel oscura y bandas claras que atraviesan su torso, llamadas bandas fetales que desaparecen al cabo de varias semanas. Tanto la aleta dorsal como la aleta caudal son muy blandas pero se endurecen con el transcurso del tiempo; la aleta dorsal se endurece después de unas horas del nacimiento.

Cuidados parentales de los delfines.

Madre con su cría.

4.- UNA LARGA VIDA.
Los delfines pueden permanecer hasta los 4-8 años junto a su madre.
El comportamiento de las hembras en relación con sus crías es diferente de acuerdo con cada individuo. Algunas madres se sienten cómodas al permitir que su descendencia nade casi libremente pero otras manifiestan un proceder más “sobreprotector”. Si un pequeño está sano la madre está tranquila y su conducta es normal, pero si su cría tiene problemas de salud, se comporta de forma anómala.

Durante los primeros días de vida una cría es amamantada cada 20 minutos durante 24 horas y suele seguir la estela de su madre al nadar. El amamantamiento se prolonga durante 2-3 años pero los delfines pueden permanecer hasta los 4-8 años junto a su madre, a menudo ayudada de alguna otra hembra.

Los delfines pueden tener una larga vida en condiciones naturales. De acuerdo con la especie su longevidad se estima entre 20 y 80-90 años.

SDR47

[amazon_link asins='B01GS1ODPM' template='ProductAd' store='dmatic-20' marketplace='MX' link_id='6dc8fd7d-9554-11e8-81a4-c3e65f15633f']